LAS TRES MAS LETALES, LA #3 VIVE EN TU CASA Y ES LA MAS....

 IMG_1424b copyright

El otro día mientras dormía, un ligero pero punzante ardor en el cuello me despertó por un momento, mismo que ignoré somnolientamente.
Por la mañana al levantarme y sentir la irritación, fui a mirarme al espejo, encontrando dos enrojecidos piquetes, con una sospechosa y pequeña separación uno del otro, me hicieron pensar inmediatamente que una araña me había mordido, aunque bien pudo ser cualquier otro bichito. Lo anterior me hace dedicar este espacio para explicar en pocas palabras el tema de las mordeduras de araña y su veneno, con la firme esperanza de lograr cambiar esa visión borrosa e injusta que se tiene en general de las asombrosas arañas.
a viuda negra o araña capulina (Latrodectus mactans): Es muy común en todos los hogares y jardines, y aún así pasa desapercibida. Se le reconoce por su color negro y por tener en la parte de abajo del abdomen una figura de color rojo (hembra) o naranja (macho) parecida a un reloj de arena. Por lo general no representan mayor peligro para los adultos, aunque su mordedura puede representar un peligro real cuando muerde a niños o animales con un peso inferior a 15 kilos. No son agresivas, y muchas de sus mordeduras suelen ocurrir cuando el arácnido ha hecho de un zapato su “hogar” y se ve acorralado. Si tiene la oportunidad, su primera reacción será huir rápidamente.

IMG_1768b copyright


La viuda café (Latrodectus geometricus) es parecida a la viuda negra pero es un poco más alargada y menos rechoncha, de color café claro-amarillo pardo, con un aspecto “atigrado” y es más discreta que la araña capulina. También muestra en el abdomen un reloj de arena anaranjado o amarillo. Por su tamaño es aún más difícil que ocurra una mordedura a un ser humano, pero es mejor dejarla en paz.

p5010016a-copyright.jpg 
La reclusa parda o araña violinista (Loxoceles reclusa) es probablemente la más peligrosa. Se puede reconocer por su color café amarillento y un abdomen bulboso. Suele medir unos 2 ó 3 cm de ancho considerando las patas, y le gusta esconderse entre las cortinas, la ropa o en lugares poco ventilados. Aunque su tendencia es huir de cualquier encuentro fortuito, es mejor evitar molestarlas, ya que su mordida es necrosante (provoca la muerte de la carne o la piel) y puede causar dolorosas heridas.

http://www.spiders.us/files/loxosceles-reclusa-8.jpg


Finalmente, quiero mencionar que las tarántulas y otras arañas del género Lycosa, también pueden representar algún tipo de peligro cuando muerden, pero raramente se les menciona y en general no se les considera peligrosas porque la probabilidad de que muerdan es mínima. Toda mi vida he manipulado arañas y tarántulas sin ningún cuidado y nunca he sido mordido, ni detecté siquiera que intentaran hacerlo. Pareciera que intentaran sacar ventaja de su aspecto para intimidar al enemigo.